Alquiler con opción a compra para negocios: Cómo funciona

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Todo aquel que haya alquilado alguna vez ha experimentado la sensación de estar tirando el dinero. ¿Cuál es la solución? Te proponemos el alquiler con opción a compra, una alternativa especialmente interesante cuando se trata de locales o naves para un negocio, debido al alto precio que nos puede suponer. Te contamos todos los detalles.

¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

En realidad, sabemos que realmente no estamos tirando el dinero cuando alquilamos porque pagamos a cambio del disfrute de un lugar físico. Sin embargo, no podemos evitar sentir esa inquietud, viendo cómo incluso en algunos casos el alquiler supera el valor que podríamos estar pagando por una hipoteca. Y, cuando nos planteamos comprar, viene la gran desilusión: no tenemos los ahorros suficientes como para formalizar la operación. Estas circunstancias el alquiler con opción a compra es muy interesante, especialmente en ciudades donde el precio del alquiler está desorbitado como Madrid. ¿Cómo funciona?

Sencillamente, se firma un contrato de alquiler especial donde el inquilino tiene la posibilidad de comprar el espacio después del periodo de arrendamiento que ambas partes acordaron en su momento. Y, al precio de venta se le restan las mensualidades que el inquilino ha ido aportando.

Las claves del contrato de alquiler con opción a compra

¿Cómo es el contrato de alquiler con opción a compra? Estos son los puntos clave que debes tener en cuenta antes de firmarlo para evitar sorpresas indeseadas en el futuro:

Duración del plazo de arrendamiento

El periodo de arrendamiento se puede prolongar hasta cinco años, según marca la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Pero si en algún momento ambas partes estáis de acuerdo en finalizar el alquiler y realizar la compra-venta, es perfectamente legal.

El precio de compra-venta

El precio de compra-venta se fija en el momento en que se firma el contrato de alquiler con opción a compra. Por tanto, una vez finalizado el plazo de arrendamiento, el precio de compra-venta se mantendrá tanto si suben como si bajan los precios.

La prima

El propietario del inmueble puede establecer una prima a cambio de la exclusividad que le está dando al inquilino para comprar. Finalmente, si el inquilino decide que no quiere adquirir el inmueble, pierde la prima y las cuotas de alquiler que ha pagado hasta el momento. Esta prima no es obligatoria y puedes negociar para que el propietario no la incluya entre las condiciones del contrato.

El derecho a compra

¡Ojo! Si el contrato de alquiler se prorroga más allá de los 5 años que marca la ley o más allá del plazo de arrendamiento acordado, pierdes el derecho a compra. Es decir, ya no puedes descontar las cuotas abonadas del precio de compra-venta si decides comprar, ya que una vez que termina el periodo de alquiler fijado, comienza un nuevo contrato de arrendamiento.

El precio del alquiler

Tal como hemos indicado, el precio de compra-venta no se puede modificar con posterioridad, pero sí puede cambiar el precio del alquiler según las actualizaciones del Índice de Precios de Consumo (IPC).

Retrasos en el pago

Si te retrasas 2 meses en el pago del alquiler, pierdes el derecho de adquisición del inmueble, de tal forma que, en este caso, tampoco te podrías descontar del precio las cuotas de alquiler que has aportado.

Obligaciones del propietario

Mientras se prolongue el periodo de arrendamiento, el propietario del inmueble no puede alquilar, ceder o vender a ningún tercero.

Fiscalidad

En el caso de que realices el pago de la prima inicial, el inquilino no puede desgravarse el pago. En cambio, sí puedes deducirte las cuotas del alquiler si eres el arrendatario. En cualquier caso, el propietario tiene la obligación de declarar los ingresos como ganancia del patrimonio.

¿Te parece interesante el alquiler con opción a compra? Sin duda, una de las mejores formas de adquirir un inmueble si tienes un negocio, ya que los ingresos de éste te pueden garantizar el ahorro suficiente como para realizar la operación una vez finalizado el plazo de arrendamiento.