Lofts en la nueva «anormalidad» de Madrid

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

El cambio al que toda la sociedad occidental va asistir a partir de ahora va a ser radical. Se han modificado nuestras conductas sociales por obligación al recluirnos en nuestras casas durante la expansión del COVID-19 durante tres meses. Ya podemos salir a cenar o volver al trabajo con las medidas de seguridad pertinentes. Pero están sucediendo cosas que no teníamos contempladas que pudieran pasar. Por ejemplo, hay miedo a nuevos contagios, por tanto salimos menos y nos relacionamos menos.

Los bares, restaurantes, discotecas, teatros, cines, etc. tendrán mucho menos público y ventas, no se sabe si para siempre. Nos quedamos más en casa. El cambio al que la población mundial va asistir a partir de ahora va a ser brutal. Se han modificado nuestras conductas por obligación al recluirnos en nuestras casas durante la expansión del COVID-19. Los divorcios sucedidos en estos meses también restan capacidad económica a miles de familias y a los que tienen que buscar un espacio donde vivir.

¿Serán los loft la nueva tendencia en Madrid?

Entre nuestros clientes y amigos hemos detectado una vuelta a los inmuebles de uso mixto. Pequeñas empresas y especialmente, autónomos y profesionales -como abogados, arquitectos, informáticos etc-, nos solicitan comprar o alquilar espacios donde se pueda vivir y trabajar de forma simultánea. Volvemos al modelo loft, muy denostado durante la pasada crisis de 2008. Principalmente por la falta de interés de la banca en financiar este tipo de activos inmobiliarios y la negativa de los ayuntamientos a apoyar el futuro mediante normativas y ordenanzas completamente obsoletas que bloquean la iniciativa privada. Falta de agilidad de los dinosaurios que no quieren ver ni el futuro, ni el presente.

En ciudades europeas como Berlín y Londres y norteamericanas como Nueva York y Los Ángeles, los loft son reconocidos como una forma de vivir más original, moderna y cosmopolita, considerando estos espacios los mejores para desarrollar creatividad, lanzar nuevas startup y vivir diferente, todo sin salir de casa. O todo, sin salir de la oficina.

Nuestros clientes nos piden desde hace un mes este tipo de espacios, loft en Madrid. Desean precios inferiores a los de las viviendas, buen ancho de banda para poder comunicarse con el exterior y que sean polivalentes. Tener una entreplanta con privacidad destinada a dormitorio y planta baja donde trabajar cómodamente, solos o en equipo y también pasar una velada agradable con familia o amigos.

En nuestra opinión, los espacios compartidos como residencias de estudiantes, de mayores, centros comerciales, espacios coliving y coworking, van a sufrir si no cumplen con las expectativas de una población preocupada por futuros rebrotes del COVID-19. Habrá negocio para los fondos de inversión y promotores inmobiliarios con la caja suficiente para adaptar lo existente o los nuevos proyectos a la nueva anormalidad.

Para poder trabajar y vivir cómodamente, cómprese un loft en Madrid aprovechando las rebajas que no durarán mucho tiempo.