Eficiencia energética en viviendas, hacia la reconversión europea

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Luego de la cumbre de Cambio Climático de 2015, España se ha involucrado con el fin de reducir el carbono efectuado principalmente en las grandes ciudades.

El ojo estuvo puesto en las rehabilitaciones de industrias, pero también de viviendas, a los fines de transformarlas en autoeficientes en materia energética.

Los edificios y demás construcciones urbanas son grandes contaminadoras del medioambiente. Producen casi el 40% del carbono, el 30% de residuos sólidos y el 20% de contaminación al agua.

En el proceso de construcción también se producen grandes contaminaciones. Se utiliza casi el 50% entre agua, madera, minerales y consumo de energía eléctrica.

Eficiencia energética en España

El objetivo impuesto obliga, de alguna manera, desde el año pasado a que las construcciones de edificios tengan un consumo casi nulo. Asimismo, el gobierno ha evaluado la posibilidad de incorporar una serie de incentivos para aquellos que no puedan cubrir los gastos en rehabilitación de viviendas.

En ese sentido, se está trabajando para mejorar la certificación energética del parque inmobiliario, lo que permitiría un ahorro millonario para los consumidores y una sustentabilidad medioambiental exitosa.

Ahorro energético en la construcción

En las etapas de construcción, los especialistas recomiendan la reutilización de materia prima como maderas, plásticos o rocas. Es la fórmula para reducir la generación de residuos. También el uso de pinturas no contaminantes que presentan distintos beneficios.

Para lograr un aislamiento térmico ideal es importante tener en cuenta la estructura del suelo, de las paredes, del techo y de las ventanas. El objetivo final es reducir el uso de calefacción o aire acondicionado.

Para los suelos, se recomienda la construcción de bases con aislante térmico o suelo de madera. Para las paredes y los techos, lo ideal será alguno de estos elementos: aislantes de polietileno, lana mineral, planchas de EPS o paneles de fibra de madera.

En cuanto a las ventanas, se sugiere que tengan cierre hermético, doble cristal y permitan el paso de la luz natural.

Sistemas de energías renovables

Por otra parte, las energías renovables serán lo prioritario para calefacción de la vivienda. Existen dos tipos de sistemas para mejorar la eficiencia en este aspecto.

  • La aerotermia, que trabaja con una bomba de calor que utiliza aire externo.
  • La geotermia, que funciona con calor del agua de la superficie.

Además estos sistemas son utilizados para evitar calderas eléctricas en el uso del agua caliente en el caso de inmuebles independientes.

En ese sentido, los grifos monomandos con termostato y reductores de caudal también permiten ahorrar consumo de energía, beneficiando al medio ambiente.

Placas solares

Los paneles solares fotovoltaicos han ganado popularidad, siendo habitual en muchas viviendas. Además de cuidar el medio ambiente, constituyen un importante ahorro en la factura eléctrica de las familias.

Los paneles del tipo térmico permiten a su vez la reconversión del calor y son viables en los inmuebles situados en zonas de alto impacto o de altas temperaturas.

Las placas solares ayudan a reducir los gases contaminantes de las viviendas en grandes cantidades año a año.

Modalidad sustentable

Existen otras recomendaciones que contribuyen a reducir el daño ambiental y traen beneficios para los habitantes en materia de ahorro de energía.

Una de ellas es la utilización de la luz natural del día. Aprovechar la luz natural, no sólo permite conseguir un ahorro mensual en el consumo de luz artificial sino que trae múltiples beneficios generales.

Por ejemplo, en materia de salud, está comprobado que la luz natural mejora la visión y previene el estrés.

Por otra parte, se recomienda la colocación de abundante vegetación en distintos ambientes, dado que permite mejorar la temperatura de los espacios y neutraliza los ruidos.

La eficiencia energética en viviendas es el presente y el futuro, la construcción sustentable y rehabilitación adaptada a las nuevas tecnologías renovables son el objetivo principal de las nuevas generaciones.