Home Staging, la técnica estética para los inmuebles en venta o alquiler

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

La estética siempre ha sido uno de los factores principales a la hora de transformar un inmueble. Ya sea de alquiler o venta, los pisos se modelan de acuerdo a la técnica de Home Staging.

¿Qué es el home staging?

La técnica que consiste en mejorar el aspecto de inmuebles en venta o en alquiler para aumentar su valor se llama home staging.

Si bien es una gran tendencia del momento, la técnica nació de la mano de agentes inmobiliarios en la década de 1970 en Estados Unidos.

Desde ese momento, no ha parado de crecer, utilizándose en ese país y expandiéndose al resto del mundo.

En la actualidad, es la forma más frecuente de optimizar los inmuebles en alquiler o aquellos que se ofrecen para la venta.

Entre sus características fundamentales, el home staging prepara la vivienda de manera neutral y sin demasiada personalización, a los fines de amoldarse a los intereses de todo tipo de cliente.

Asimismo, su modelo objetivo permite adecuar la decoración que los visitantes proyecten y deseen, para aplicarla una vez adquirida la vivienda. Sin duda, es una técnica efectiva.

Adaptar espacios e imaginación

Home staging es la mejor forma de exponer inmuebles en venta o alquiler, porque se basa en pequeños detalles que se transforman en grandes diferencias estéticas.

Al visitar las viviendas, los clientes imaginan sus bienes en ellas, los lugares en donde colocarán sus objetos y con qué espacios contarán para sus comodidades.

La técnica de home staging está sujeta a esa observación e incita a que los propietarios expongan sus inmuebles con la menor cantidad de cosas posibles dentro de los mismos.

Un departamento lleno de muebles y objetos innecesarios solo quita lugar e impide al interesado imaginar la ubicación de sus bienes.

La importancia de la iluminación en el home staging

Asimismo, las viviendas con el toque de home staging se muestran luminosas, con paredes de colores claros y todo lo que contiene dentro de la misma tonalidad.

Esto permite dar una visión más amplia de los ambientes y abrir el juego a la imaginación del cliente. Permite recrear posibles decoraciones, colocación de retratos y ubicación de sus pertenencias.

En la misma línea, las casas se presentan priorizando la iluminación natural. Mientras que cuando ello no es posible, se dispone de una luz artificial cálida y agradable.

inmuebles en venta

La clave de la estética es el orden

Existen varios estudios sobre preferencias estéticas de los espacios y muchos de ellos acuerdan que, a grandes rasgos, las personas prefieren los sitios simétricos y ordenados. Por eso se presentan las habitaciones de las viviendas con sus respectivos muebles y objetos.

Un mueble de dormitorio no se puede presentar en el living o en la cocina, así como tampoco un armario puede ser apoyado a la pared de manera lateral.

Los detalles del orden son esenciales en las elecciones y preferencias de las personas.

Los aromas convencen

Si en la presentación de las viviendas se perciben olores desagradables, sus ventas o alquileres suelen fracasar.

La técnica de home staging procura la vivienda limpia y con respiro higiénico, realizando la ventilación previa a la muestra del inmueble al cliente.

Los espacios claves son el baño y la cocina, aunque el resto de las habitaciones pueden sufrir las consecuencias de la humedad o de la vida con las mascotas.

En algunos casos, los inmuebles presentan en sus entradas o en sus comedores algunas fragancias suaves para darle un toque fresco y nuevo.

Home staging, una experiencia en todos los sentidos

La técnica comprueba su eficacia en el cumplimiento de ciertas acciones que hacen atractivas e interesantes las viviendas para los potenciales clientes.

Atraviesa los sentidos, ya que toma en cuenta el olfato, lo visual y lo experiencial en general. Ofrece viviendas renovadas y listas para ser acogidas.

Home staging es la mejor forma de presentar inmuebles en venta o en alquiler. El cliente encuentra satisfacción en cada detalle y el propietario puede presumir y jactarse de su bien.

Esta técnica es una gran tendencia estética en la actualidad de la oferta inmobiliaria, ya que brinda ventajas múltiples y compartidas.