Qué es y cómo calcular el valor catastral

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Cuando vamos a adquirir una vivienda, nos encontramos con gran cantidad de conceptos que puede que hayamos escuchado rara vez en nuestra vida. En esta ocasión nos centramos en el valor catastral, un número muy importante para el proceso de compra-venta de un inmueble. Te explicamos qué es y cómo se calcula.

¿Qué es el valor catastral de una vivienda?

El valor catastral de una vivienda es un indicador expresado en unidades monetarias que nos sirve de referencia a la hora de establecer un precio de compra-venta para el inmueble en cuestión. El catastro del municipio o la entidad federativa donde se encuentre la vivienda actualizan este valor cada año y puede variar dependiendo de otros datos como la ubicación del inmueble, la extensión de vivienda construida o los metros que abarca el terreno en su totalidad.

¿Qué es el catastro?

Cabe puntualizar que el catastro es un registro administrativo que depende del Ministerio de Hacienda y cumple con la función de describir los bienes inmuebles de una localidad. Principalmente, el catastro recoge la ubicación, características físicas y particularidades que lo definen materialmente. Y, entre estas características se encuentra este valor.

¿Para qué se utiliza?

El valor catastral se utiliza para el cálculo de los impuestos vinculados a la transmisión de una vivienda. El Estado se basa en este valor para determinar qué cantidad de Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) tienes que abonar o cuál es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que te corresponde. El Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) así como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones también se obtienen a partir de dicho valor.

¿Cómo calcularlo?

La Dirección General del Catastro es la figura encargada de calcular el valor catastral de acuerdo con unos criterios previamente fijados. Estos son los factores que el Catastro tiene en cuenta para determinar el total de tu propiedad:

  • Valor catastral del suelo: a éste se vincula la ubicación y las posibilidades de explotación del terreno, fundamentalmente
  • Valor catastral de la construcción: en este caso están asociados los gastos y beneficios de la promoción, entre otros factores.
  • Antigüedad, carácter histórico o artístico.
  • Valor de mercado.

El valor que figura en el catastro nunca puede ser superior al valor de mercado y se actualiza anualmente, aplicando los coeficientes que se aprueban en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

¿Cómo saber el valor catastral?

Existen tres vías para conocer el valor catastral de un inmueble. Si eres propietario, es sencillo acceder al dato:

  1. Entrando en la Sede Electrónica del Catastro es la manera más cómoda. Eso sí, necesitas contar con el certificado digital o con DNI electrónico, ya que la información está reservada para los propietarios del inmueble.
  2. A través de vía telefónica. Puedes consultarlo llamando por teléfono a la Dirección General del Catastro. Una vez establezcas el contacto puedes obtenerlo por referencia del inmueble tras identificarte debidamente. El teléfono de atención del Catastro es el 902 373 635 o bien el 91 387 45 50.
  3. Presencialmente en la oficina del Catastro. La tercera vía consiste en dirigirte a la oficina catastral de tu municipio y solicitar la información. Es imprescindible acudir con el DNI para identificarte.

Ahora que ya sabes lo que es, cómo se calcula y cómo averiguar el valor catastral de una vivienda, no te asustes si, en tu vivienda habitual es muy elevado. En ese caso no tendrás que pagar IRPF. En cambio, sí tributarás la parte correspondiente de IRPF siendo el vendedor (a no ser que el precio de compra-venta sea inferior al valor catastral). Además, debes tenerlo en cuenta para calcular el IBI si tienes inquilinos o si se trata de una donación o sucesión.