Claves para saber cuándo vender un terreno

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

A todos nos ha pasado, hemos visto como otras personas han aprovechado momentos álgidos en el sector inmobiliario y han vendido su parcela por un precio muy elevado. También hemos visto lo contrario, aquellos que debían haber esperado un poco más para vender su terreno porque justo cuando se produjo la transacción, hubo una fuerte subida de precios de los bienes inmobiliarios. ¿Es siempre fruto del azar? ¿Casualidad o realmente podemos elegir el momento más beneficioso para vender un terreno? Te respondemos en las siguientes líneas.

¿Cómo saber si es el momento para vender un terreno?

Saber si es ahora cuando debes vender suelo o si, por el contrario, es mejor esperar más tiempo depende de numerosos factores. Principalmente, debes fijarte en la evolución de los precios:

  • Si ves que en los últimos meses los precios de terrenos como el tuyo tienen una tendencia descendente, es probable que se mantengan o sigan bajando. En este caso, lo aconsejable es esperar a la siguiente fluctuación, porque el precio de los inmuebles suele ser cíclico.
  • El mejor momento es aquel que tiene lugar después de una racha de precios en ascenso y el valor se aproxima a su máximo histórico. Ahí es cuando debes aprovechar porque si dejas pasar mucho tiempo es posible que los precios vuelvan a bajar de nuevo.

Pero, ¿en qué precios debes fijarte? No todos los terrenos siguen la misma tendencia de precios, de modo que tienes que fijarte en la evolución de aquellos que cumplan con características similares al tuyo. Para ello, es importante que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Es un terreno rústico o urbano?
  • ¿Está situado en un pueblo o en una ciudad grande?
  • ¿Es un terreno de cultivo? ¿De qué tipo?

Por ejemplo, si tu propiedad es un terreno rústico donde hay plantado cereal y está situado en el término perteneciente a una localidad pequeña, deberás fijarte en los precios que hayan experimentado las plantaciones de cereal de tu localidad y en las colindantes.

Situaciones especiales: cuando urge la venta o el terreno es heredado

En ocasiones, no es tan sencillo tomar la decisión sobre cuando vender un terreno. Nos centraremos en dos situaciones que pueden dificultar que la transacción se realice en el momento idóneo:

¡Urge venta de terreno!

Puede que la necesidad de liquidez nos obligue a ceder ante un comprador en un momento poco interesante. En este caso debemos tener cuidado porque hay personas que saben aprovechar muy bien las situaciones personales y ofrecerte una cantidad muy por debajo de su valor de mercado cuando realmente está dispuestas a pagar bastante más.

Y, ¿si no encuentras comprador? Si te urge la venta del terreno porque tienes deudas, es posible que tengas la tentación de vendérselo a una entidad bancaria. Pero, ¡ojo!, vender el terreno al banco donde tienes un préstamo no siempre es buena idea. El banco sacará el terreno a subasta y si el precio de venta no es suficiente para cubrir tu deuda, te habrás quedado sin tu propiedad y tendrás que continuar pagando la cuota de tu préstamo.

La venta de un terreno heredado

A veces, la decisión depende de varias personas como cuando se trata de vender un terreno heredado. Si quieres hacerlo en el mejor momento es necesario que realices las siguientes tareas cuanto antes para que no te pille el toro si te surge un comprador en la cresta de la ola:

  • Llega a un acuerdo con los herederos.
    • Es importante que tengáis claro el porcentaje de terreno que le corresponde a cada uno.
    • Además debes conocer si todos quieren realizar la venta o si alguno de ellos no quiere vender.
    • Por último, debéis fijar el rango de precios en el que se va a mover la venta.
  • Si hay algún heredero que quiere conservar su parte del terreno, entonces podéis vender lotes de terreno, siempre y cuando se pueda dividir legalmente. Esta cuestión puede resolverse en el Ayuntamiento de la localidad donde esté situado el inmueble. En caso de ser terreno no urbanizable, la división se puede realizar directamente acudiendo al Registro de la Propiedad para poner cada parcela a nombre de quien corresponda.

Y, si con toda esta información aún no sabes cuándo vender tu terreno, lo mejor es que acudas a una inmobiliaria que te asesore sobre precios de venta y te indique cuándo es el momento que te sitúa en posición óptima para negociar.