Ventajas de la arquitectura bioclimática

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Has oído hablar de arquitectura bioclimática? Suena bien, ¿verdad? Estamos seguros de que te encantaría tener una casa basada en sus criterios. En las siguientes líneas te explicamos lo que es al detalle, te contamos los beneficios que aporta y te traemos ejemplos asombrosos. ¡Bienvenido a las casas del futuro!

¿Qué es la arquitectura bioclimática?

La arquitectura bioclimática es aquella que consiste en diseñar edificios teniendo en cuenta el clima donde se van a construir. El objetivo es conseguir que dentro de la vivienda se disfrute de una temperatura agradable a través del aprovechamiento de los recursos naturales que nos ofrece el entorno. Al mismo tiempo, la arquitectura bioclimática busca una integración estética con el enclave.

Arquitectura bioclimática: ventajas para las viviendas

La arquitectura bioclimática aporta grandes ventajas en los edificios diseñados bajo sus premisas:

  • Eficiencia energética: las viviendas cuentan con un consumo energético bajo, lo que supone un ahorro económico para las familias que las disfrutan.
  • Sostenibilidad: este tipo de arquitectura supone la construcción de edificios que emiten menos CO2 a la atmósfera que los convencionales. Una casa de 350m2 puede llegar a emitir el CO2 equivalente al que absorben 1.000 árboles al año.
  • Rentabilidad: la construcción de este tipo de viviendas cuesta entre un 5 y un 10% más, pero esta cifra se rentabiliza entre los 5 y los 10 años siguientes gracias al ahorro energético que suponen.

Ejemplos de arquitectura bioclimática

Si vamos en la búsqueda de edificios bioclimáticos, nos encontraremos con grandes ejemplos en todo el mundo. Estos son algunos de los más importantes:

  • Casa bioclimática GG: el primero que te traemos se encuentra en España. Esta increíble casa, situada en Barcelona es una maravilla de construcción que no llega ni al 1% de consumo energético. Se alimenta de paneles solares y cuenta con ventilación constante.
  • Edificio Pixel: es uno de los ejemplos más famosos de esta arquitectura. Se encuentra en Australia y su iluminación es 100% natural. En su interior hay zonas verdes y cuenta con un sistema de reducción de residuos.
  • Hospital bioclimático: se trata de uno de los hospitales más importantes de Argentina. Su sistema de calefacción funciona a base de paneles solares que irradian energía a través de las paredes del edificio.
  • Las Caléndulas: he aquí otro ejemplo español. Las Caléndulas es un conjunto de 25 viviendas construido en Jun (Granada). Cumple con numerosos criterios de los edificios bioclimáticos: orientación sur, aljibe que actúa como aislamiento térmico, ventilación cruzada, protectores solares y patio interior para aprovechar la luz solar, entre otros.

Diferencias con la arquitectura sostenible

Aparentemente, podemos pensar que una casa bioclimática y una sostenible vienen a ser lo mismo pero, el concepto no es el mismo. La diferencia fundamental entre arquitectura bioclimática y sostenible es el foco en cada caso.

Cuando se construye una vivienda bioclimática se persigue sobre todo crear un diseño centrado en la eficiencia energética para un mayor confort de las personas que viven en ella. En cambio, si estamos ante una vivienda sostenible su diseño se basa en el uso de materiales del entorno reduciendo al máximo el impacto medioambiental y teniendo en cuenta las necesidades socioculturales que rodean a la construcción.

Ya sabes, si vas a construir una vivienda desde 0, contar con la arquitectura bioclimática te puede suponer un ahorro, además de estar cuidando el medio ambiente. Y, si vas a adquirir una próximamente, quizás hayas encontrado una característica más donde fijarte porque se espera que cada vez sean más las viviendas que se construyan bajo criterios bioclimáticos durante los próximos años.