Inmuebles de bancos: Cómo comprar o alquilar a un banco

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Te resulta difícil encontrar vivienda? ¿Crees que el presupuesto no te alcanza? Entonces, la opción de comprar inmuebles de bancos puede ser interesante para ti. Y, si finalmente te decides por el alquiler, los bancos también te pueden ofrecer buenas alternativas. Pero, ¿dónde están estas viviendas? ¿Cómo es el proceso de compra o arrendamiento con una entidad bancaria?

Cómo comprar o alquilar inmuebles de bancos

Una vez tienes claro que vas a comprar o alquilar tu próxima vivienda a un banco, la duda es por dónde empezar. El proceso que debes seguir para tener un hogar de una entidad financiera es perfectamente válido para adquirir un inmueble por otra vía. Las subastas de inmuebles embargados por bancos también pueden incluir locales comerciales, garajes o naves industriales, por ejemplo.

Elabora un listado de pisos de bancos

Si estás buscando una vivienda, tendrás claras tus preferencias en cuanto a dimensiones, estancias y espacios. Por lo tanto, el primer paso consiste en hacer un listado con aquellas viviendas que incluyan esas características. Estos inmuebles puedes encontrarlos en diferentes sitios:

  • Inmobiliarias: a menudo, las inmobiliarias convencionales te ofrecen la posibilidad de buscar exclusivamente viviendas de bancos en sus portales de internet. Y si tienes alguna duda, el agente inmobiliario que te atienda en la visita te informará de la titularidad de la vivienda con total transparencia.
  • Sareb: la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria tiene a tu disposición una amplia oferta de inmuebles de bancos en sus portal.
  • Oficinas bancarias: si lo deseas, puedes acudir a la oficina de cualquier banco en particular y te informarán de las viviendas que tienen disponibles para vender o alquilar.
  • Inmobiliarias bancarias: existen agencias inmobiliarias creadas únicamente para la venta de inmuebles de bancos. Habitualmente está detrás la propia entidad financiera que es titular de la vivienda.

Si estás muy interesado en una vivienda, te recomendamos que adquieras la nota simple correspondiente. En ella podrás comprobar que el propietario del inmueble es un banco, además de la situación actual y si tiene algún tipo de carga.

Visita las viviendas que mejor encajen en tu búsqueda

Contacta con la inmobiliaria, sociedad o entidad bancaria y concierta una cita para ver el inmueble. Un agente inmobiliario te lo mostrará y despejará las posibles dudas durante la visita. Una cosa que debes saber es que, principalmente, los bancos venden pisos de segunda mano. Por lo tanto el estado de los mismos puede ser muy diverso.

Puedes visitar tantos pisos como te interesen. La oferta de pisos suele ser variada y es posible que en la primera visita no encuentres el inmueble ideal. No dejes la búsqueda por frustración. Puedes reajustar los parámetros, como el precio, los metros útiles o las habitaciones, y encontrar opciones que te gusten más en el mercado.

Haz una oferta por la compra del piso

Si te has decidido por una vivienda, es el momento de lanzar una oferta. Los bancos también están abiertos a negociar y llegar a un acuerdo común. Quizás en caso de alquiler te encuentres con menos margen de negociación, pero igualmente te animamos a proponer un precio por el alquiler. En cualquier caso, puedes conseguir una rebaja considerable.

Acredita la procedencia de tus fondos

La venta de inmuebles de bancos siempre lleva asociada una inspección económica por parte del banco mediante la que te solicitarán información. Este paso se realiza para acreditar que tus fondos proceden de fuentes lícitas. Puede requerir unos procesos lentos, pero es un paso indispensable para la compra del inmueble.

Entrega la documentación solicitada

Además, el banco pedirá que le entregues algunos documentos. Entre ellos tu DNI y vida laboral. También deberás entregar nóminas y estados de cuentas, si procede. Esta documentación se solicita habitualmente tanto en caso de compra como de alquiler.

Cierra la operación y disfruta de tu casa

Finalmente, es el momento de formalizar la compra-venta. Esto sucede una vez que el banco ha aceptado tu oferta. A continuación deberás escriturar la vivienda ante notario. Y, si se trata de un alquiler, se produce la firma del contrato de arrendamiento con la correspondiente entrega de la fianza acordada.

Como ves, la adquisición o alquiler de inmuebles de bancos no dista tanto de los casos en los que el titular es un particular. Los pasos son similares, salvo que la negociación se realiza directamente con le entidad bancaria. La diferencia principal puede estar en el trato a la hora de negociar un préstamo si fuera necesario. Solo es cuestión de buscar en el lugar adecuado.