Sobre la compra de viviendas por parte de extranjeros en España

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

La compra de viviendas en España por extranjeros es una transacción cada vez más frecuente. En los últimos años, aprovechando la localización, el clima y los relieves diversos de España, muchos inversores extranjeros han llegado a nuestro país.

¿Cuál es el perfil del extranjero comprador?

En la actualidad, el perfil del comprador extranjero se caracteriza por ser un buscador de oportunidades. Algunos inversores se encuentran a la espera del surgimiento de buenas posibilidades de compra.

Las operaciones inmobiliarias no han sido excesivas en el último año. No obstante, según FIABCI España, existe un tipo de inversor extranjero que se encuentra en pleno movimiento y forma parte de los fondos de inversión.

Estos compradores, también llamados «family office», buscan inmuebles para hacer negocios, basándose en la realidad del mercado.

Los sectores a los que se destinan las propiedades son aquellos de extensa demanda actual, tales como residenciales, logísticos y geriátricos.

Inversión extranjera tras la pandemia

El promedio de compra por parte de extranjeros en España podría ser aún superior al actual, dado el interés que muestran éstos por invertir en el país.

Dentro de los principales motivos por los que la compra de viviendas por parte de extranjeros no se ha disparado son las restricciones de movilidad.

Otra de las dificultades que entorpece la concreción de operaciones de compra y venta, tiene que ver con la inseguridad jurídica.

Esto último se debe al conocimiento por parte de los extranjeros de la regulación en bienes inmuebles, algo que sucede en diferentes países.

Aquí se han regulado los precios de alquileres y se ha realizado una consideración en los impuestos de la renta para locales comerciales. Estas medidas buscan una compensación en plena crisis económica mundial.

Intereses para la compra de viviendas por parte de extranjeros

En el último año, los extranjeros y los españoles se han interesado por inmuebles con características de segunda vivienda.

Se trata de propiedades caras, con 80 metros cuadrados de superficie, de media, y que gozan de espacios al aire libre.

Entre sus principales exigencias se encuentran un fácil acceso a servicios, al aeropuerto y una excelente conectividad de internet.

En ese sentido, la vivienda de lujo es una de las más elegidas por parte de compradores extranjeros en España.

Además, muchos de estos inversionistas buscan inmuebles en zonas turísticas, con buenas vistas o con cercanías a la playa, como algunas de las particularidades más demandadas.

Debido a la pandemia, los extranjeros proyectan habitar más tiempo que dos o tres meses al año como lo hacían en el caso de las segundas residencias, por lo que buscan más comodidad y ambientes naturales.

El teletrabajo les ha permitido a los extranjeros contar con esta posibilidad, lo cual constituye una de sus principales motivaciones.

En ese punto, los compradores mayores de 60 años eligen entornos rurales debido a su retiro laboral, mientras que los menores a 40 años se interesan más por las viviendas en zonas urbanas.

De todas formas, en el último caso siempre se priorizan inmuebles con espacios al aire libre, es decir, que tengan jardín, terraza o patio.

Por su parte, también consideran sumamente importante la cuestión de la eficiencia energética en el momento de adquirir una vivienda. De hecho, muchos de estos compradores prefieren la construcción con materiales sostenibles en el caso de la vivienda nueva.

La inversión extranjera en España es un fenómeno relevante y muy frecuente, que pese a la pandemia no deja de crecer y potenciarse.