La tendencia de la segunda residencia en España

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Por qué los españoles se interesan por la segunda residencia? ¿Qué implica este tipo de inmueble en la actualidad? ¿Cuál es la tendencia de segunda residencia hoy?

La segunda residencia ha dejado de ser una opción más en España y ha pasado a tener un lugar muy importante.

Si bien en este país, al igual que en Italia y en Grecia, la compra de segundas residencias es más frecuente que en otros lugares de Europa, su funcionalidad y frecuencia ha cambiado.

Ventajas características de la segunda residencia

Las segundas residencias o casas de descanso presentan múltiples ventajas a considerar a la hora de decidir invertir en ellas.

  • Espacio. Una significativa diferencia de metros cuadrados respecto de los hogares ubicados en las grandes ciudades.
  • Aire libre. Más lugar exterior, posibilita los encuentros o reuniones. Estos espacios pueden servir como zona de recreación o deporte.
  • Iluminación natural. Ubicadas en naturaleza, cuentan con una excelente iluminación exterior que permite el ahorro de energía. Otros beneficios son una amplitud de ambientes y genera bienestar, evitando el estrés de la luz artificial.
  • Eficiencia energética. La mayoría de estas residencias cuentan con equipos sostenibles como placas y otros artefactos de energía solar, evitando la contaminación y cuidando el bolsillo.
  • Clima ideal. En general en toda España hay buen clima, pero en zonas más alejadas de la ciudad se puede apreciar mejor: aire libre de contaminación vehicular.

De segunda residencia a segundo hogar

Debido a la pandemia, muchas españoles han optado por comprar segundas residencias dadas las posibilidades del teletrabajo en muchos casos.

La segunda residencia normalmente era utilizada para habitar durante periodos vacacionales. Según la ubicación de la vivienda, se disfruta más en verano o invierno. Pero en la actualidad estas segundas viviendas no se ocupan de esta forma.

Este inmueble ha llegado a ser considerado un segundo hogar. Muchos españoles pasan temporadas enteras e incluso en muchos casos, dadas sus ventajas, deciden habitar de manera permanente.

Las tendencias actuales de la segunda residencia en España

En España siempre se ha preferido las segundas residencias en zonas costeras, porque consideran que la playa es el atractivo principal de las vacaciones.

Sin embargo, la preferencia se ha visto transformada en el último año y muchos españoles han optado por la compra de inmuebles en zonas de la periferia de ciudades del interior. El objetivo principal es tener buen clima, tranquilidad y no alejarse demasiado de grandes núcleos urbanos.

También ocurre con ciudadanos extranjeros que invierten en segundas residencias en España. Buscan pequeños pueblos alejados de las grandes ciudades.

Las zonas preferidas para la segunda residencia van desde áreas rurales o campos, hasta algunos lugares en regiones montañosas.

También muchos españoles, sobre todo los adultos mayores, vuelven a sus pueblos de origen e instalan sus segundas residencias con anhelos y conformidades.

Una tendencia principal en las segundas residencias es la elección de su ubicación y la constitución de las mismas en su totalidad. Se trata de la transacción en compra de un lote o varios y la creación de la misma como vivienda de obra nueva.

Esta elección está basada en los bajos costes de inversión y a la posibilidad de realización del nuevo hogar de acuerdo a las preferencias de interesado.

El segundo hogar de los españoles

El teletrabajo ha posibilitado la migración de las personas a otros lugares para vivir. Es en ese sentido que los españoles se han interesado en las segundas residencias mucho más que antes.

Desde una buena calidad de vida hasta la posibilidad de negocios a futuro a modo de inversión en vivienda, las segundas residencias se han transformando en una gran ventaja.

Existe gran cantidad de inmuebles que son consideradas segunda residencia. Las tendencias en la actualidad apuntan a comprar inmuebles en el campo o áreas abiertas por encima de las zonas costeras. Esto es una consecuencia más de la preferencia del espacio exterior, generalmente en proyectos de obra nueva.

Asegurando un bienestar general, cada vez son más los españoles que transforman la segunda residencia en su segundo hogar.