Tasación inmobiliaria, todo lo que se debe saber

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

La tasación inmobiliaria es una acción y un documento importante para la venta de inmuebles, así como también para la compra.

Esta es realizada por un profesional técnico de tasación, arquitecto o ingeniero con formación en el tema.

Su finalidad es dar a conocer el valor del inmueble en el mercado para su vendedor, así como también le resultará útil al comprador, a la hora de solicitar una hipoteca.

Para el último caso, la tasación de un inmueble constituye un requisito indispensable en los distintos bancos.

Factores de la tasación inmobiliaria

Para tasar un inmueble, el tasador tomará en cuenta determinadas características del mismo a fin de lograr el valor más apropiado.

En primer lugar realizará un chequeo de los papeles del inmueble, comparando con los que se encuentran registrados, para poder comprobar las legalidades necesarias.

Luego evaluará cada detalle físico del inmueble, lo cual formará parte de su valoración y determinación del precio de venta.

El tasador también podrá indicar al vendedor en qué aspectos se puede mejorar el inmueble, a fin de sacarle más rédito.

Iluminación del inmueble

La iluminación es un factor clave para la valorización. Y con la iluminación nos referimos a la luz natural que recibe directamente la vivienda.

Para contar con una mayor valoración, lo ideal será que el inmueble tenga orientación sur que permite más exposición al sol.

Metros cuadrados y distribución de los espacios

La cantidad de metros cuadrados suele ser uno de los factores más comunes que se consideran para la tasación.

No obstante, el inmueble deberá tener armonía con la distribución, ya que si se tratara de un inmueble con exceso de compartimentos o habitaciones, podría quitarle valor.

Importancia del ascensor

Los ascensores son tomados como valor positivo en la tasación del inmueble. Sea como sea el inmueble, son un elemento que facilita el acceso a plantas altas. Así es posible vender viviendas más altas por mejores precios.

De todas formas, este deberá contar con el mantenimiento y el aspecto adecuado para que tenga una mejor valoración.

Tipos de ventanas y eficiencia energética

Las aberturas son otras de las características que se consideran a la hora de tasar el inmueble, teniendo en cuenta la edad de las mismas y su estado.

También se toma en consideración tanto el diseño y el orden de las aberturas, como su funcionalidad. Además, son muy importantes en la valoración energética del inmueble. Contar con una tecnología u otra en las ventanas puede determinar si la vivienda está preparada para mantener el calor y ser más eficiente energéticamente.

Estado de conservación del piso

Por su parte, el piso es otro de los elementos importantes a la hora de tasar. Dentro del estado de conservación, hay que valorar factores como el sistema de calefacción, o el estado de paredes y suelos.

Para el caso, el tasador toma en cuenta su estado general y calidad, en cuanto al revestimiento de los diferentes espacios.

Zona y ubicación en la que se encuentra el inmueble

Este es un punto clave, aunque no determinante. Pensar que la vivienda por encontrarse en zonas céntricas tendrá más valor, puede ser un mito. Como estamos viendo, la ubicación puede ser muy buena, pero si no acompañan el resto de factores, el valor de tasación inmobiliaria bajará.

Además, otro condicionante es el mercado que haya alrededor. Las viviendas tienen íntima relación con el barrio y con el valor que se fijan de las otras demás propiedades. Si existen muchos inmuebles en oferta o muy pocos, puede afectar al precio.

Fachada, rehabilitación y estado del inmueble

La fachada de un inmueble, salvo que se trate de una vivienda independiente, dependerá de una comunidad de vecinos. Esto no significa que la imagen externa de un edificio vaya a quedar descuidada. Un inmueble con buena fachada, en cuanto a pintura y buen aspecto, por supuesto que será más valorado y eso es positivo para todos los vecinos.

Si cuenta con balcón y buena vista también pueden ser factores favorables a la hora de tasar el inmueble. Igual que influye la antigüedad o si el inmueble ha sido rehabilitado. Estas características elevan el precio o lo disminuyen en mayor o menor medida.

Cuánto tiempo es válida una tasación inmobiliaria

Una tasación no es válida de por vida. En una vivienda pueden variar muchas características de forma interna o externa. Las internas pueden ser una redistribución de las estancias o un cambio en el sistema de calefacción del inmueble. Una variante externa sería la instalación de un ascensor o la construcción de un edificio que ocupe las vistas principales del piso.

Por eso, el documento que se firma luego de haber realizado la tasación y las investigaciones pertinentes, contará con una vigencia de 6 meses.

La tasación inmobiliaria, por tanto, es un paso importante para la compra y venta en bienes raíces. Además, para la concesión de una hipoteca es necesaria la elaboración de esa tasación.

Las características que son consideradas por el tasador resultan útiles para entender el valor del inmueble y, en algunos casos, para mejorar su aspecto y calidad.